— INTERFERENCIA — Camilo Torres Zorrilla

Existen lugares donde todavía nos podemos sentir a resguardo, en los cuales notar una cierta tranquilidad, incluso nos permiten escapar -aunque sea por un instante- de la ciudad ahogada por las intermitencias de la normalidad pandémica, que finge cuidar de la salud de sus habitantes y que continua con su ritmo insistente de producción teletrabajada que nos hace pensar que el paso de la tormenta no termina de concretarse. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s