Dualité, Cartografías Transculturales

Dualité, cartografías transculturales, es una de las piezas documentales integradas en el programa Bertoko Begiradak de Zinebi, festival de cine y documental con sede en Bilbao.

Este proyecto ha sido ideado y desarrollado por los documentalistas y videocreadores Itxaso Díaz y Stéphane Abboud, entre dos territorios transfronterizos: Bilbao y Burdeos. La realización de este documental se asienta en una dualidad constante: tanto conceptual como en relación a su propia estructura.

Se trata, además, de un proyecto transmedia: la página web cuenta con información detallada sobre el proceso de creación del proyecto, así como sobre el equipo de personas que lo han hecho posible. También encontramos una sección sobre las personas que han participado en Dualité, donde podemos acceder individualmente a cada uno de los vídeos personales realizados por los mismos. 

Dualité nos ofrece una mirada caleidoscópica, tejida por distintas personas que tienen algo en común: ser descendientes de familias migradas.

Los participantes, agrupados en dos equipos de trabajo han profundizado en la construcción y reconstrucción de las identidades individuales y colectivas, mediante los encuentros realizados en ambas ciudades durante la creación del documental.

Así, cada participante ha producido su propio retrato a través del medio audiovisual, reuniendo diversos trayectos personales que ahondan en la desterritorialización y la diversidad cultural, la dualidad existente entre la cultura del país de residencia y la cultura doméstica.

Audrey, Nabil, Josune, Jasmine, Alizée, Olga, Txaro, María, Sinua, Natalia, Yoli, Tane, Oriane, Celina, Marlaine, Clarence y Jean Pierre nos relatan sus propias experiencias, mientras reflexionan sobre la participación en el proyecto. Cada historia nos descubre nuevas dualidades inscritas en una multiplicidad de capas:

Nabil, describe la dualidad como un punto de encuentro entre el medio audiovisual y los diferentes caminos recorridos por otras personas que han vivido una situación similar.

Dualité représentait pour moi l’opportunité de concilier le travail de l’image aux rencontres avec des personnes avec une situation similaire a la mienne.[1]

Jasmine, vinculada a Marruecos y Francia,  nos desvela que la dualidad, es también un movimiento físico:

“Avec Dualité, j’aicompris que je devais laisser mon corps se mouvoir pour me raconter ce que j’ai vécu entre la France et le Maroc, car c’est sur tout lui qui est le porteur de ces cultures.”[2]

Y que la dualidad no conlleva decidirse, necesariamente, por alguna de las partes, sino que incluye todo un gradiente de emociones:

“Todos los veranos íbamos a Marruecos durante un mes […] Siempre teníamos mucha prisa por llegar, y cuando teníamos que regresar también teníamos mucha prisa…”[3]

La experiencia vivida por Olga nos remite a otros desplazamientos, como los movimientos migratorios dentro de la propia península.

Desde una mirada íntima e introspectiva, Olga resume el vínculo existente entre el medio rural y el rápido crecimiento de las grandes ciudades, fruto del abandono del campo por un futuro en la fábrica: una dualidad palpable a nivel identitario, y visible en el dimorfo paisaje que envuelve la ría de Bilbao.

“Mi padre y mi madre, los dos eran migrantes de la misma península. Llegaron en esa época, en los 70, en la que vino mucha migración de fuera.”[4]

La historia de Oriane, asentada en Burdeos, desdibuja las fronteras entre dos territorios limítrofes como Euskal Herria y Francia. A su vez, estos lugares vecinos abarcan otra duplicidad, la del lenguaje: el euskera y el francés forman parte de la cotidianeidad de Oriane.

“Avec du recul, je ne pense pas avoir une «doublé identité », une « dualité ». Je n’e nai qu’une, c’est un mélange, une soupe.”[5]

 María, por su parte, nos invita a tomarnos un momento para la introspección y meditar sobre nosotras mismas:

 “¿Qué es lo que al final me hace ser cómo soy?”[6]

La sucesión de los diferentes testimonios, elaborados desde una mirada totalmente subjetiva y reflexiva y a través del tratamiento particular de la imagen, nos hace empatizar rápidamente con sus protagonistas.

Ya sea porque nos hemos encontrado en la misma situación, por ser hijos e hijas de personas migrantes, o por deambular por distintos territorios (más aún en un mundo especialmente incidido por la globalización) nos identificamos en cada dicotomía y compartimos las dualidades: la nostalgia por el lugar dejado atrás y el inicio de una nueva etapa; los viajes de ida y los viajes de vuelta; la prisa por llegar y las ganas de marchar; lo expresado y lo callado; preservar el idioma propio y aprender uno nuevo; encajar en una nueva cultura y marcar una diferencia; reconocer(se) y reconfigurar(se), dividirse,…

o, a modo de posible respuesta a la pregunta de María, simplemente ser.

Itxaso Diaz

Itxaso Díaz es videocreadora y documentalista. Desde 2014 coordina el programa Bideotik, atendiendo a otras narrativas audiovisuales, en Azkuna Zentroa. Actualmente, trabaja en proyectos como LAN, festival audiovisual obrero, el cual recoge piezas audiovisuales en formato documental que atienden a los rasgos identitartios y culturales de la clase obrera.

http://www.itxasodiaz.com

 

Stéphane Abboud

Stéphane Abboud es videocreador, artista y productor. Ha trabajado con formatos como el cine, el documental, la danza, y la instalación. Actualmente es profesor en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Burdeos (Université Bordeaux Montaigne).

 

Tanto la web como las ilustraciones que contiene (retratos y cartografías corporales) han sido realizadas por la diseñadora e ilustradora Higinia Garay (www.higinia.com).

http://www.dualite.org

[1] Dualité representó para mí la oportunidad de conciliar el trabajo de la imagen con los encuentros con personas con una situación similar a la mía. (http://www.dualite.org/nabil/).

[2]entendí que tenía que dejar que mi cuerpo se moviera para decirme lo que vivía entre Francia y Marruecos, porque es especialmente él quien es el portador de estas culturas. (http://www.dualite.org/jasmine/).

[3] Ídem.

[4] http://www.dualite.org/olga/

[5] “En retrospectiva, no creo que tenga una “doble identidad”, una “dualidad”.  Solo tengo una, es una mezcla, una sopa.” (http://www.dualite.org/oriane/).

[6] http://www.dualite.org/maria/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s