Articularse en el contexto

Cambiar de país, ciudad, barrio, no sólo supone adaptarse a otro lugar, a otro idioma, a otro clima… sino también es emprender una búsqueda de encuentros y desencuentros con todos estos aspectos, con la que comienza a recrearse una identidad del ser acorde al contexto.

Un proceso arrítmico en el que todos los estímulos externos nos sacuden para mutar lo interno. Sin pautas, pero haciendo mella en el tiempo. En mi caso particular, el pasado martes hizo quince días desde que me mudé a Poznán, una ciudad al oeste de Polonia. No obstante el periodo de metamorfosis no ha hecho más empezar.

Un primer punto discordante es el de habitar el espacio y barrio residente. La necesidad de convertirlo en una extensión tuya, que represente tu idea de hogar y cotidianidad, donde se suma todo lo ajeno y desconocido para normalizar el vivir ese lugar.

Como segundo conflicto, el reconocernos en otro idioma, en otro dialogar, en otro expresarnos. En este caso en dos lenguas, el inglés, hablado por personas de diferentes nacionalidades, culturas y acentos; junto al polaco, un lenguaje totalmente foráneo, pero que sin embargo no sólo será un medio de comunicación diario, sino que también formará parte del paisaje a transita

Mapa poznan
A un idioma, un paisaje, varios, se añade una cultura, una memoria colectiva, unas políticas, al final y al cabo un orden establecido por, para la sociedad y la esfera pública. A la que una debe acostumbrarse no sin las contradicciones debido a las diferencias culturales, entre otros muchos factores. Uno de los ejemplos que recojo es debido a un tema tan asentado en el Estado español como es la lucha, situada desde una posición ideológica de izquierdas, por el cierre y disminución de los horarios en los comercios los días festivos y domingos en las grandes ciudades. No obstante, en un marco de un país tan católico y conservador como es hoy en día Polonia, la perspectiva de esta norma revierte el sentido de esta lucha, al haberse impuesto el domingo como día festivo para acudir a misa y cuidar de la familia. Lo que dificulta a muchos estudiantes poder ganar un dinero extra para mantenerse en la ciudad.

thumbnail
De la misma manera ocurre con el cambio en el modo de consumo, y por lo tanto en el modelo estético, gastronómico y de divertimento. La compra de segunda mano, sobre todo de lo textil, está a la orden del día, mientras que cada diez metros se puede localizar una tienda de comida, al modelo de las gasolineras, con disponibilidad de más de doce horas.

En sí todo una serie de inagotable  estímulos que intervienen en una para reaprenderse mientras aprehende el contexto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s