Hacerse anónimo. Estrategias de invisibilización en el arte.

Por Pablo Martínez

De cierta manera, contamos con una ventaja. El sistema nos subestima al deshumanizar nuestra individualidad, convirtiéndonos en datos, en códigos. Para él cada uno de nosotros es un número y, en suma, somos una base de datos llena de números. ¿Y qué queda detrás de esto? Un código al que se asigna la información que se puede llegar a ver. Si mi ID —o número de identidad— es 00125, el sistema sólo es capaz de construir una historia sobre el sujeto 00125 cuando es capaz de verle y relacionarlo con una actividad. «Si 00125 compra un videojuego violento, entonces 00125 tiene antecedentes de actitud violenta». Así piensa el sistema, el lenguaje de programación sólo es capaz de pensar en condicionales, si acaso, con muchas variables.

En este sentido hay muchas cosas que podríamos hacer para subvertir esta lógica. En este caso podríamos tratar de negar la ID 00125. Es decir, a construir una nueva identidad o negar la que el sistema nos tiene asignados, a volvernos invisibles. En un sistema de poder que trata de estatizar para poder controlar, nosotros debemos volvernos líquidos. Como bien expresa Hakim Bey: «El aparato de control ha de continuar (o debemos asumir) licuándose y petrificándose simultáneamente, debe seguir su curso presente, en el que la rigidez histérica viene a enmascarar más y más su vacuidad, un abismo de poder. Mientras el poder desaparece, nuestra voluntad de poder debe ser la desaparición».[1] Un desaparición entendida a mi modo de ver como una voluntad de sigilo, como una estrategia de guerrilla a base de pequeñas escaramuzas y bajo la máscara de una identidad colectiva, gaseosa e imposible de rastrear.

Este hecho me recuerda a los acontecimientos de las contracumbres. Aquellas movilizaciones masivas contra la Organización Mundial de Comercio (OMC) protagonizadas por los distintos movimientos antiglobalización acontecidas entre los últimos años de la década de los 90 y los primeros de la década de los 2000 —no podemos evitar notar cierto carácter simbólico en este punto de inflexión entre milenios. En estas movilizaciones, cuyos acontecimientos clave serían las contracumbres de Seattle, Praga o Génova entre otros; fueron las desencadenantes de un inconformismo a nivel global contra los abusos que la OMC pretendía cometer mediante la aplicación del libre mercado. Personas de todo tipo —ecologistas, obreros, animalistas, ONGs, etc. — llevaron a cabo revueltas pacíficas con el fin de evitar las reuniones de los acuerdos de la OMC y las consecuentes violaciones de derechos humanos como el desempleo de la internacionales a cambio de mano de obra esclava barata en países tercermundistas o la aniquilación de las materias primas de estos países.[2] La indignación por parte de una ciudadanía global sometida a la precariedad y opresión fue el pegamento que logró unir un bloque de contrapoder. Pues bien, de estos movimientos surgieron innumerables propuestas. Un hecho que me llama la atención es la de la producción anónima de pensamiento. Los numerosos colectivos o particulares llegaron a escribir bajo un pseudónimo colectivo: el de Luther Blissett. Este pseudónimo se convertiría en un alter ego colectivo que devino en héroe, en un Robin Hood de la información protagonista de guerrillas contra la industria cultural, la censura y la represión.[3]

luther-blissett-BN
Retrato del supuesto Luther Blissett, creado digitalmente para materializar su identidad.

Luther Blissett, nombre tomado por los internautas de un futbolista de poco éxito de la época, supone a la vez una construcción del folklore de la resistencia en la era de las tecnologías de comunicación. Hoy podemos encontrar por muchas partes rastros de esta actividad. Por poner un ejemplo, Luther Blissett sería el autor del Manual de guerrilla de la comunicación  del Colectivo A.F.R.I.K.A.[4]

Por otra parte, ha sido muy común en las últimas décadas el enfoque de las prácticas artísticas hacia la temática de la invisibilización. Muchas de ellas entendidas como estrategias de subversión de un mundo visualizado, como planteaba Paul Virilio, en el que todos los aspectos de la vida son legitimados a través del principal de los sentidos: la vista. El ocularcentrismo del que hablaba José Luis Brea, por otra parte. En este sentido es para mí Hito Steyerl una de las artistas más interesantes y con uno de los discursos más completos, donde relaciona los distintos aspectos de la visualización y pregnancia de las imágenes con un carácter político. Me interesa en concreto una pieza en formato de vídeo titulada How Not to Be Seen: A Fucking Didactic Educational .MOV File[5] —notemos el guiño al mítico sketch de Monty Python Flying Circus—, donde se relacionan distintos aspectos con estrategias de invisibilización. Imágenes de urbanizaciones hiperprotegidas, de diseño de centros comerciales se mezclan con estrategias bélicas de registro, como los códigos —parecidos a los QR— pintados en mitad de los desiertos para calibrar la vista de los drones; y que Hito propone distorsionar mediante estrategias performáticas cuya estética podría recordar al Ballet Triádico de Oskar Schlemmer: unos bailarines sobre una plataforma de calibrado de drones con un traje que lleva por cabeza un cubo blanco a fin de manipular la forma del código formado por franjas y cuadrados blancos y confundir la visión de la cámara de los drones.

hitosteyerl
Frame de How Not to Be Seen: A Fucking Didactic Educational .MOV File. Hito Steyerl.

Otro proyecto que me parece interesante es la herramienta CV Dazzle desarrollado por Adam Harvey.[6] En formato web, CV Dazzle da consejos de maquillaje y moda para burlar los sistemas de reconocimiento facial utilizados a partir de la información registrada por las cámaras de seguridad. Hay que decir que las cámaras CCTV son capaces, mediante software, de realizar un análisis biométrico de cada persona que aparece en sus imágenes. Es práctico para la policía en manifestaciones o revueltas de algún tipo, ya que relacionando esas imágenes con los esquemas biométricos registrados en Facebook se puede identificar al sujeto con nombre y apellidos. Los consejos de maquillaje, moda y peinado que sugiere CV Dazzle tratan de provocar el error en esos sistemas de reconocimiento, al construir, por ejemplo zonas de sombra que nuestra cara no suele tener; o simplemente evitar que el software identifique algo como una cara —estos programas suelen reconocer rostros en base a encontrar un esquema de dos puntos horizontales (correspondientes a los ojos) un punto entre ambos, situado más abajo (boca).

look5m-md
Maquillaje de anonimización propuesto por CV Dazzle.

Tal vez estas propuestas nos hayan servido para esbozar cómo las prácticas artísticas han encontrado un buen medio de proyección de ideas en la búsqueda del anonimato. Y pese a que este anonimato no sea planteado de forma literal por parte de los artistas, pues muchos no esconden su autoría ni mucho menos, muchas propuestas podrían ser entendidas como laboratorios de acción contracultural. Nos hacen reflexionar acerca de nuestra huella en el ciberespacio y cómo es posible actuar sin ser visto o identificado en un mundo obsesionado por la visibilización.


[1] Bey, Hakim. TAZ. Zona Temporalmente Autónoma, Enclave. Madrid. pág. 148

[2]  El video reportaje Showdown in Seattle es un documento interesante que narra los cinco días de la contracumbre de Seattle a partir de una sucesión de entrevistas a distintos manifestantes, y que nos da una influyente visión no oficial y a pie de calle de los hechos (ya que fue realizado durante esos cinco días). Independent Media Center. Showdown in Seattle. Nueva York. Deep Dish TV. 1999

[3]  http://lutherblissett.net/. Consultado el 13/07/2016

[4]  Blissett, Luther. Manual de guerrilla de la comunicación. Virus. Barcelona. 2000.

[5]  Hito Steyerl. “How Not to Be Seen: A Fucking Didactic Educational .MOV File”. 2013. Puede verse hackeado en https://vimeo.com/70446674 [la versión completa fue retirada de Youtube]. Consultado el 23/08/2016.

[6] CV Dazzle: Camouflage from Face Detection. https://cvdazzle.com/. Consultado el 23/08/2016.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s